Has no content to show!
22 July 2019

El buen clima que predominó durante buena parte de la jornada dominical -aunque por la tarde cayó un aguaceropropició que miles de familias nacionales, locales e incluso extranjeras “huyeran” de la ciudad en busca del Sol, arena y mar de las playas de la costa yucateca.

Desde temprana hora comenzaron su arribo cientos de personas con coloridos trajes de baño, inflables, sillas, casa de campaña y sombrillas para divertirse y resguardarse un poco de los intensos rayos del sol.

En un recorrido realizado por playas de Progreso, Chelem y Chicxulub se constató que el ambiente familiar predominó, pues poco a poco llegaron los veraneantes para instalarse en palapas, camastros, sombrillas y hasta debajo del muelle fiscal en tanto que otros se cubrían con sus toallas o pequeños toldos.

 

En Chelem, las familias pasaron un rato agradable. (Daniel Sandoval/Novedades Yucatán)

Los visitantes disfrutaron de un mar en calma, cielo despejado y de la seguridad de decenas de unidades y elementos de la policía municipal, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Secretaría de la Marina y Guardia Nacional así como de socorristas de la Cruz Roja Mexicana y de Protección Civil, quienes realizaban rondines en vehículos motorizados y a pie, vigilaban y dirigían el tránsito en los puntos más conflictivos y en las entradas y salidas de los puertos.

En el malecón de Progreso la afluencia fue regular a decir de los comerciantes de la zona, quienes afirmaron que no fue la esperada, por lo que sus ventas no repuntaron; sin embargo, con las nuevas atracciones inauguradas la semana pasada en el área del playón, se constató que decenas de personas prefirieron esa zona para pasar su domingo en familia y tomarse fotos con el esqueleto de la ballena, dar un paseo en bicicleta o caminar con sus mascotas.

También se pudo ver que muchos prefirieron caminar por el muelle de chocolate, tomarse unas fotos y resguardarse un poco de los rayos del Sol, otros más se quedaron en la tarima musical para bailar un poco y divertirse. Hubo quienes pagaron por un paseo en banana.

 

Progreso lució con alta afluencia de visitantes.

En Chelem la situación pareció distinta pues se formaban largas filas de automóviles para llegar a la playa, a las casas o restaurantes de la zona.

Con base en información de elementos de la SSP ubicados en la base de entrada a este puerto, ingresaban al menos 20 vehículos cada 20 minutos, es decir, uno cada minuto, por lo que debían dirigir el tránsito para aligerar el tráfico.

 

La mayoría de los restaurantes lucieron casi llenos y los vendedores de cremitas, cocos y postres indicaron que sus ventas eran buenas.

La dinámica en las casas y hoteles era de decenas de personas que entraban y salían con rumbo al mar o a comprar sus alimentos para continuar sus vacaciones.

En Chicxulub, el ambiente estuvo más tranquilo y la afluencia de veraneantes se observar en los alrededores del muelle, quienes se instalaron con sus toallas y pequeños toldos para cubrirse del Sol.

 

Chicxulub, uno de los puertos más concurridos.

Como parte del sondeo realizado, las fuerzas de seguridad reportaron saldo blanco hasta el mediodía, sin incidentes mayores salvo algunos niños que se extraviaron, algunas personas con insolación que fueron atendidas por los paramédicos y otras que sufrieron raspones, pero nada de consideración.

Destacaron que las acciones de prevención que se han difundido entre los ciudadanos han propiciado que los visitantes a la costa tengan mayor conciencia de su seguridad durante su estancia, aunque no falta aquel ciudadano que bajo los efectos del alcohol pueda ocasionar un accidente de gravedad.

(Nalleli Calderón)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree