Has no content to show!
12 February 2019

 “Es importante implementar programas y herramientas para que se realicen estudios que den a conocer el número de niños con discapacidad, así como los principales problemas que enfrentan”, señaló la asesora de género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, María Teresa Miyar Bolio.

 Indicó que en el Estado no existe una base o censo en el que se pueda conocer cuántos menores con una discapacidad existen, incluso si enfrentan problemas graves, como maltrato y abuso sexual.

 “No hay datos exactos de cuántos niños tienen alguna discapacidad o sufren violencia, lo que conlleva a otros problemas, como no saber si son violentados, están invisibilizados, esto da como resultado que muchas veces no se denuncie por factores como desconocimiento, miedo y vergüenza, entre otros factores”, precisó.

 Indicó que para la ciudadanía en general, es difícil exponer que se es víctima, pero más lo es para las personas con alguna limitación, “debido a que el camino de la denuncia se torna un poco complicado”.

 Yucatán ocupa un lugar “importante” en abuso sexual infantil, por lo que se debe contar con las herramientas para atacar la violencia familiar, ya que muchas veces es factor para que se incurran en ese tipo de delitos.

 “Hay que trabajar con las asociaciones civiles y escuelas para prevenir, pero principalmente saber detectar esas situaciones”, consideró.

 Recordó que en el Estado se trabaja en la creación de rutas de prevención y atención a la violencia en niñas con discapacidad de 6 a 12 años de edad, con recursos de las Naciones Unidas con el fin de erradicar o disminuir ese problema que se cree se presenta en todo el Estado.

(Patricia Itzá)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree