Has no content to show!
23 April 2019

 No, nada de sexo débil ni delicadezas, todo lo contrario, son pura adrenalina, intensidad y rudeza. Aquellas que se cruzan en su camino experimentan la osadía con la que ambas defienden los colores de Bucaneras de Cancún. No hay duda, realmente lo suyo, son las emociones fuertes.

“Mi lema siempre ha sido que soy una mujer de retos. En el campo, si algo sale mal, me paro y digo ‘si puedo’, por tanto, soy entrona y luchona. Todas las chicas son aguerridas y lo que queremos es tumbar a la de enfrente, sacamos la tigresa que llevamos dentro, nadie se achica con un golpe.

“En Patriotas (su ex equipo), por ejemplo, tienes mucho acondicionamiento físico, como te exige la Womens Football League (WFL), un IMC (índice de masa corporal) de 22 ó 23. En cambio, acá con Bucaneras, no es tanto eso, pero sí más compromiso con el juego.

 

 “El sistema de entrenamiento es muy diferente, es un equipo de mucha reputación, por eso quisimos entrar con ellas, no con otro, pues son las que tienen un poquito más de prestigio. No acepta a cualquier jugadora, ya que necesitas conocer y tener el temperamento para jugarlo”, destaca Lucía Alejandra Olivares, linebacker de la ‘tropa’.

Por su parte, Diana Ochoa, también linebacker y ex integrante de Patriotas, reconoce que ‘me ha tocado viajar a otros estados, y lo primero que te preguntan es si juegas con Bucaneras, un nombre ya bien formado’.

“La principal diferencia entre ambos equipos es que Bucaneras selecciona a jugadoras que ya tengan conocimiento, pulir ciertas cosas, adaptarlas a su sistema. Patriotas nos formó, no sabíamos nada, ni cómo era el balón, hasta ponernos en el carril de cada posición.

“En Bucaneras es más difícil juntarnos todas y entrenar, por lo mismo, no lo hacemos diario y limita mucho enseñarle a alguien que no tenga conocimiento”, consigna la bella y espigada jugadora.

La Selección, su sueño

Diana tiene muy claro el objetivo que persigue en los emparrillados: formar parte de la Selección de la especialidad. “Además de bikini, igual me gusta la modalidad de arena, mi intención es por lo menos hacer el try out en Estados Unidos”, manifiesta ilusionada.

 

Agrega que ‘la perseverancia es muy importante; en mi caso, si no logro la tacleada, me levanto y a la siguiente lo hago, incluso, si hubo algo que no me gustó en cuanto a mi técnica, ejecución o rapidez, me exijo más’.

“Esto es de dar ese pequeño paso, entrenar e ir poco a poco. De no saber nada a ver los partidos, la verdad, impone y asusta. Todo comienza cuando pruebas una jugada, hasta que ya no te quieres salir del campo. Le vas agarrando confianza”, concluye.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree