Has no content to show!
11 February 2019

 “El Crucero” de Cancún recibirá una inyección de 20.3 millones de pesos que servirá para la modernización del parque La Corregidora, cambio de señalética e incremento en la iluminación como parte de un proyecto de prevención de la violencia impulsado por el Estado.

 William Conrado Alarcón, titular de la Secretaría de Obras Públicas (Seop), dijo que una de las prioridades del Estado es el rescate de sitios emblemáticos en toda la geografía estatal, entre ellos uno de los sitios considerados más conflictivos de Cancún.

 A más tardar a principios de marzo iniciarán los trabajos para dignificar el espacio, mediante el proyecto denominado “Mejoramiento de la imagen urbana de la avenida José López Portillo con avenida Tulum (El crucero)”, dentro de la visión estatal “prevenir es protegernos”.

 “Vamos a modernizar el parque, vamos a quitar los arriates porque solo invitan a la gente a irse a sentar debajo de los árboles, sin ser un lugar para eso, es un área de equipamiento urbano de paso, con esto evitaremos la mala imagen”.

 Conrado Alarcón detalló que se cambiará el alumbrado del parque, se instalarán luminarias en las banquetas, se trasplantará algunas palmas y se podará árboles para evitar que en las noches el sitio siga a oscuras.

 Los trabajos incluyen, además, la modernización de la señalética vertical y horizontal, sustitución de dos mil metros cuadrados de piso de concreto, cambio de 15 mil metros cuadrados de banquetas, así como postes de semaforización.

 “Propondremos al Ayuntamiento de Benito Juárez hacer una caseta de policía en el kiosco, el cual es utilizado para sentarse e inclusive a dormir, los elementos de la caseta posiblemente puedan contar con perros entrenados para detectar sustancias tóxicas”.

  Los paraderos de transporte ubicados en la primera cuadra del sitio serán reubicados a la segunda cuadra para limpiar la zona.

 De acuerdo con la Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado, se prevé que las labores inicien a principios del mes de marzo, con un periodo de ejecución de máximo un mes y medio.

Para las autoridades la zona ha sido históricamente un lugar muy importante para la ciudad, con historia, porque cuando comenzó el mundo de la construcción en Cancún, el lugar se utilizó como punto de reunión de los trabajadores y donde las constructoras pasaban a buscarlos para llevarlos a las obras.

 Esa costumbre originó el tipo de comercio que se tiene alrededor, pero con el tiempo se dañó hasta pasar de ser un ícono de la ciudad a una zona de peligro para quienes la frecuentan.

(Ángel Castilla)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree