Medidas-Preventivas
Has no content to show!
28 February 2021

El Ejército de Estados Unidos está creando una nueva y poderosa arma láser capaz de disparar rápidamente pulsos de luz en forma de bala que evaporan el metal.

Ya en diciembre de 2020, nos hicimos eco de como una serie de correos electrónicos filtrados sugerían que el ejercito de los Estados Unidos podría poseer patentes de una clase de tecnología realmente impresionante, comparado con lo que nos tienen acostumbrados a ver hasta ahora.

Se espera que la nueva arma para plataformas del Ejército, denominada Láser Táctico Pulsado Ultracorto, sea aproximadamente un millón de veces más potente que cualquier otra arma láser existente hasta ahora, informó New Scientist.

Según los planes del ejército para esta arma, el láser se parecerá más a los rifles láser de las películas de ciencia ficción que a cualquier cosa que los ingenieros hayan construido en el pasado.

Las armas láser que el ejército estadounidense ha desarrollado en el pasado estaban diseñadas para agujerear el metal, lo que les permitía inutilizar vehículos o drones relativamente cercanos.

En cambio, la nueva arma, es lo suficientemente potente como para vaporizar el metal en lugar de fundirlo, lo que la convierte en un armamento mucho más eficaz.

Dispara pulsos increíblemente cortos – entre 20 y 50 por segundo – que tienen una forma que les permite autoenfocarse mientras se desplazan, de manera similar a los disparos de «blaster» que aparecen en las películas de «La guerra de las galaxias», lo que permite al nuevo láser alcanzar objetivos mucho más lejanos sin disiparse.

Además de construir un láser más potente, los militares intentan dar al arma un efecto de pulso electromagnético. Cuando los láseres golpean el metal, el plan es que aceleren rápidamente los electrones con la suficiente fuerza como para perturbar la electrónica cercana.

Pero aunque suene descabellado, todo esto es posible y factible con la tecnología que ya existe en la actualidad, según declaró a New Scientist el ingeniero de la Universidad Heriot-Watt Derryck Reid. «No se trata de ciencia ficción», afirmó.

(Tierra Pura)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree