Has no content to show!
08 November 2019

Miedo, vergüenza, impotencia e incluso ideas suicidas fueron los primeros pensamientos de María cuando se enteró de que sus fotografías íntimas estaban siendo exhibidas en un sitio web de pornografía sin su consentimiento.

Primero piensas en muchas cosas. Pensé en morirme, que ya no quería seguir viva porque pues qué vergüenza, el hecho de enfrentarte a la vergüenza; de que toda la vida te han dicho que como mujer tienes que cuidar tu reputación y todo lo que conlleva estas imposiciones a tu género”, cuenta María, que tenía 25 años cuando enfrentó esta pesadilla.

Ella y cientos de mujeres de los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo han sido víctimas de una modalidad que crece de la mano de las nuevas tecnologías y que consiste en exponer en internet fotos o videos con imágenes íntimas obtenidas de manera ilícita. Detrás hay un negocio redondo: innumerables personas que pagan por acceder a estas fotografías a través de portales web.

Uno de los portales más conocidos es Packsdemexico.com. En este sitio, se paga una membresía de $150 al mes y también se puede acceder a una cuenta VIP donde mediante un chat los usuarios intercambian fotografías, videos e información de las mujeres que aparecen en las fotografías con direcciones y números telefónicos. Lejos de quedarse en el mero intercambio de información, los suscriptores discuten incluso sobre la oferta de servicios sexuales.

Fotos de mujeres se dan por intercambios

En una entrevista realizada por La Silla Rota, por correo electrónico, el administrador del sitio web “Packs de México” reveló que el contenido pornográfico que exhiben es obtenido con intercambios y aportaciones de seguidores.

“Fácil, nuestros seguidores mandan el material que ellos mismos obtienen de sus parejas, ex o amig@s. También les hacemos intercambios por material que ya tenemos en la página enviado por otros fans“, relató.

Pero sin ninguna preocupación, los administradores de este tipo de sitios se exponen a penas de entre 15 y 30 años de prisión, según el artículo 13 de la Ley General para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de México.

“La ley general hace referencia a la producción, recopilación, adquisición de material pornográfico-erótico o también al exhibicionismo que se refiere a obtener beneficio de la explotación de este material conseguido a través del sometimiento, de la explotación“, comentó Emilio Maus Ratz, Doctor y Maestro en Derecho Internacional y Comparado por la Universidad de Colonia de Alemania.

“Packs de México”, práctica de una pornovenganza

El administrador puso el foco en un fenómeno en ascenso: la porno-venganza. “Tú tienes a tu novio, le mandas fotos y videos desnuda, de pronto lo engañas, te descubre, terminan y él envía por venganza o solo por diversión dicho material a nuestros correos. Y así es como funciona esto. Nosotros solo somos el medio”.

El código penal del Estado de Yucatán se reformó en el 2018 para castigar los delitos contra la imagen personal, conocidos como “pornovenganza”, y sancionar a quienes compartan fotografías, videos o audio con contenido sexual sin el consentimiento de la otra persona. Sin embargo, hasta ahora nadie ha sido procesado por este cargo, según información del Tribunal Superior de Justicia.

Actualmente la página cuenta con 400 “packs” en línea y 3 mil 750 personas suscritas. Cualquier persona puede descargar o ver las fotografías y videos pagando una membresía de $150 pesos.

“Al día de hoy tenemos 3 mil 750 personas suscritas en total fijas, en promedio pagan entre 10 a 15 personas por día para accesar. Tenemos varias modalidades de pago, así que la cantidad varía mucho, hay quienes entran por un mes, por cuatro meses y hay quienes se quedan para siempre”, declaró el administrador.

“Sentía que todos me veían, una paranoia horrible”

En el medio están las víctimas, vulnerables muchas veces a engaños y a situaciones de abuso de poder. Ana, otra de las víctimas, narró lo difícil que fue retomar su vida cotidiana tras ver expuesta su intimidad en la web a los 21 años.

“Tenía mucho miedo de estar en la calle, estaba muy paranoica. De hecho, no salí como una semana. Sin embargo, pues ya tenía que salir. Al salir de mi casa, sentí que todos me veían, una paranoia horrible. Cambié incluso en las plataformas para pedir UBER, por ejemplo, por el miedo que alguien reconociera mi nombre y quisiera propasarse, que se sintiera con el derecho de hacerme algo. Tuve mucho miedo como uno o dos meses hasta que lo fui superando”.

Desde hace un año, Packs de México opera con impunidad a pesar de las denuncias que las afectadas han interpuesto ante la Fiscalía General del Estado. Sin embargo, este no es el primer caso de una red de pornografía en Yucatán.

Menores de edad, principales víctimas de red de pornografía

En el 2016, la Procuraduría General de la República (PGR) a través de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas anunció que como resultado de un operativo se había desmantelado una red de pornografía llamada “Yucatercos” que operaba en la entidad y administraba un sitio web con ese mismo nombre.

Una de las víctimas de esta red comentó que en ese entonces las autoridades locales habían acumulado 300 denuncias y 600 víctimas, algunas de ellas menores de edad:

“Un día nos hablaron para decirnos que PGR había atraído el caso. Cuando interviene un organismo de índole federal pues esto ya queda más al descubierto y entonces me doy cuenta que eso nada más era la punta del iceberg. Realmente había un acumulado de más de 300 denuncias y 600 víctimas a lo largo de cinco años de operatividad de estas páginas y que si te pones a sacar cuentas era gente que se llevaba dinero, dignidad, seguridad de mucha gente”.

El sitio web cobraba por acceso a suscripciones premium y también extorsionaba a las víctimas. “Lo que más me preocupaba era que el material más vendido era de menores de edad”, relata.

El caso fue investigado como trata de personas en la modalidad de posesión de pornografía de personas menores de 18 años, se resolvió en un procedimiento abreviado y no contó con los testimonios de las afectadas. Fue una sola imagen encontrada en los archivos lo que probó la culpabilidad del arrestado.

Pese a que no se pudo identificar a la víctima, a través de periciales a la fotografía se pudo determinar que se trataba de una mujer menor de 18 años. “La perito en psicología aseguró que existían fines lascivos de índole sexual con ciertos fines de trata y pornografía”, declaró la jueza Blanca Bonilla, encargada del caso.

El acusado, Bryan Slater, fue hallado culpable y sentenciado a cuatro años de prisión.

Las secuelas de esta red ilegal

No solo existe un daño emocional y psicológico cuando contenidos íntimos son difundidos sin el consentimiento de quien aparece en los videos o fotografías, Karla de 33 años, por ejemplo, fue despedida del trabajo:

“Pues me despidieron de mi trabajo por el que dirá la gente de donde yo estaba trabajando. Es feo, es feo salir a la calle y que la gente te esté mirando mal, que estén murmurando cosas de ti, que te vean de pies a cabeza. Me llegan mensajes de personas que no conozco donde me ofrecen dinero por estar con ellos”.

Sin miedo a la Ley

Estas redes de pornografía no temen a las leyes mexicanas, que en muchos casos avanzan más lentamente que la tecnología. Desde Packs de México aseguran tener contactos dentro de la policía cibernética.

“Los creadores de Packs de México no tememos a las leyes mexicanas, ya que para todo usamos a terceros, personas que no conocemos y contratamos para retirar dinero(…) Tenemos contactos dentro de la división de delitos informáticos, sabemos cómo se mueven, siempre hay que estar un paso adelante de ellos”, afirma el administrador.

Sin embargo, en el país la lucha continúa para aprobar la Ley de Delitos contra la Intimidad Sexual, conocida como Ley Olimpia, una iniciativa que busca erradicar la presencia de violencia digital y la distribución de contenido íntimo de alguna persona sin su consentimiento.

(La Silla Rota)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree