Has no content to show!
31 October 2019

Las empresas que construyen la primera línea del Cablebús en la Ciudad de México, la austriaca Doppelmayr –ligada a Odebrecht– y Gami Ingeniería e Instalaciones –investigada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) debido al acaparamiento de contratos mediante posibles redes de corrupción– han ganado cerca de seis mil millones de pesos en obra pública que, de acuerdo con dictámenes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), tuvo sobrecostos, fallas en materiales y posibles desvíos de dinero.

Para ver el video haz clic

En los dos últimos años del sexenio de Enrique Peña Nieto, Gami Ingeniería e Instalaciones fue beneficiaria de trabajos en el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) y en todos, según la ASF, hubo fallas.

La jefa de Gobierno informó que ahora la construcción del Cablebús será llevada por la Secretaría de Obras

De la cuenta pública 2017 reclamó el reintegro de 78 millones 850 mil pesos que fueron parte de un contrato por 999 millones que obtuvo Gami para colocar pilotes en el subsuelo del terreno de Texcoco y dar estabilidad a las estructuras del aeropuerto. El monto que los inspectores pidieron reintegrar a la Tesorería de la Federación fue porque las autoridades permitieron un proceso de construcción para acelerar la entrega de los trabajos, lo cual ya se había requerido desde la solicitud original y, además, no logró su objetivo.

En el informe de febrero de 2019 también encontró posible uso indebido de 78.5 millones en la instalación de pilotes para la Torre de Control, el Edificio Terminal y el Centro de Transporte Terrestre Intermodal, en los que participaron Gami y Promotora y Consultora de Ingeniería. Esta cantidad, indicó, se empleó indebidamente en supuestos insumos adicionales para pilotes y en la integración de precios unitarios no considerados en el catálogo original.

Además, en la siguiente entrega de la actualización de la cuenta pública, en junio, identificó otro pago en exceso a Gami por 25 millones 657 mil 200 pesos, en los mismos trabajos.

Pero las irregularidades en obras a cargo de esta constructora no se restringen al NAIM. En la edificación de la nueva sede del Senado el órgano fiscalizador detectó que recibió pagos en exceso por 9.4 millones de pesos, que incluyen una deficiente aplicación del ajuste de costos. Asimismo, por mala calidad en los paneles prefabricados de las fachadas presumió un uso indebido de 35.9 millones de pesos más. La obra se inundó dos semanas después de su inauguración, debido a un colapso del sistema de recolección pluvial.

La empresa, con sede en Naucalpan, Estado de México y parte de Grupo Indi a cargo de Manuel G. Muñozcano, opera desde 1977, pero tuvo bonanza económica primero con Felipe Calderón y después a la par de la llegada al poder del Grupo Atlacomulco por medio de Enrique Peña Nieto, debido a que con Vicente Fox sólo ganó 340 millones, sólo el cinco por ciento de lo que ha factura de recurso federal desde entonces.

En los registros de Compranet, LA SILLA ROTA detectó 48 contratos, entre 2002 y 2018, que suman 5 mil 842 millones 181 mil 247 pesos de instancias públicas, incluidos otros trabajos observados por órganos inspectores y autoridades como la instalación de una segunda línea de alta presión en la Planta de Bombeo número 5 del Sistema Cutzamala, en el Estado de México, que tuvo retraso porque una pieza no embonó, por el cual cobró 187.1 mdp a la Comisión Nacional del Agua (Conagua). 

Sólo de SCT este medio encontró 16 contratos que ascienden a 2 mil 591 millones 993 mil 509 pesos.

Grupo Indi, al que pertenece Gami, construyó el segundo piso del periférico durante la jefatura de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Doppelmayr, la aliada de Odebrecht

De dinero federal, Doppelmayr ha ganado contratos por operación y mantenimiento del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (56.2 millones de pesos en 2009), y con el gobierno de Chihuahua para proveer la telecabina del Teleférico de Hidalgo del Parral, en 2013 (77.5 millones de pesos).

En este último, la ASF detectó que una factura, folio A60, tenía conceptos alterados en el pago de anticipo de obra, según el dictamen de la auditoría de inversiones físicas DE-237.

Esto ocurrió porque se elaboró como pago de anticipo y no como depósito en garantía –una obligación que deben cumplir todas las empresas contradas–, ni tampoco como un pago a cuenta del contrato; además, observó que en dicha factura no se desagregó el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y fue autorizada para su pago con un importe total de 44 millones 986 mil 800 pesos, cuando el monto debía ser 38 millones 781 mil 700 pesos.

En Venezuela, Doppelmayr recibió el 3 de diciembre de 2008 el contrato Nº MC- 4119 para la construcción del metro cable La Dolorita. En el informe "Odebrecht, una organización para construir corrupción", la organización Transparencia Venezuela reveló que el presidente de la firma austriaca, Martin Schoffel, actuó como representante de la empresa brasileña a la que el Departamento de Justicia de Estados Unidos imputa pago de sobornos a presidentes y expresidentes de América a cambio de contratos. En México, posible responsable de financiamiento ilegal a la campaña de Enrique Peña Nieto y de transferencia indebidas a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Cuando fue cuestionada al respecto, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que desconocía el vínculo; sin embargo, afirmó: "Tuvimos el acompañamiento en todo el proceso de Naciones Unidas y no hay ninguna empresa de las que se está asignado el contrato que esté boletinada por Contraloría".

(La Silla Rota)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree