Has no content to show!
22 May 2019

Unos 430 millones de ciudadanos están llamados a votar en las elecciones al Parlamento europeo, que se celebran en los 28 Estados miembros entre el 23 y el 26 de mayo.

Los comicios tendrán lugar en un contexto de ideologías chocantes, entre las emergentes fuerzas nacionalistas y populistas opuestas a una mayor integración del bloque, y los grupos tradicionales que quieren completar el proyecto europeo a mayor o menor velocidad.

"Van a reflejar muy posiblemente la creciente fragmentación y polarización que se viene experimentando en democracias liberales occidentales", concluye un informe del 'think tank"'Open Europe.

Las urnas se abren en Holanda y el Reino Unido el 23 de mayo; en Irlanda y la República Checa el 24; en Eslovaquia y Letonia, el 25; y el 26 de mayo en el resto de países.

El cómputo de papeletas comienza el 26 de mayo en todo el bloque y los resultados se esperan en la misma jornada.

Las previsiones apuntan a un descenso de los grandes grupos políticos —Partido Popular Europeo (EPP, por sus siglas en inglés) y la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D)— que pueden perder su mayoría tradicional.

Los analistas prevén además un aumento gradual de los partidos euroescépticos y formaciones antisistema hasta ocupar un tercio aproximado del Parlamento.

La participación de Reino Unido debido a la prórroga del Brexit ha trastornado los planes originales y tendrá consecuencias en las estructuras de la nueva Eurocámara, que inaugura su sesión constitutiva el 2 de julio.

De los 73 asientos británicos se iban a eliminar 46 para reducir el número de parlamentarios de los 751 en la anterior legislatura a 705.

Los 27 restantes se repartieron entre España y Francia (5 por país); Italia y Holanda (3); Irlanda (2); Polonia, Rumanía, Suecia, Austria, Dinamarca, Eslovaquia, Finlandia, Croacia y Estonia (1).

Estos escaños quedarán ahora relegados al "banquillo de los reservas" hasta la salida de los británicos, según ironizó el coordinador del Brexit en la Eurocámara, el belga Guy Verhofstad.

La primera ministra británica, Theresa May, aún confía en ratificar el Acuerdo del divorcio en las próximas semanas para evitar que los nuevos cargos electos firmen el acta respectiva y ocupen sus asientos en Estrasburgo y Bruselas.

Pero, mientras Reino Unido siga en la Unión, sus diputados tendrán los mismos derechos y obligaciones que el resto de colegas.

La próxima Comisión, con su nuevo presidente en sustitución de Jean-Claude Juncker, estará oficialmente operativa en torno a la fecha límite actual del Brexit, el 31 de octubre de 2019.

(Sputnik)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree