Has no content to show!
21 March 2019

Gran parte de las concertinas instaladas por el Gobierno estadounidense acabaron en los perímetros de viviendas de la zona.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó en noviembre pasado el reforzamiento de la cerca de seguridad que separa San Diego, en California, de la ciudad mexicana de Tijuana. El objetivo era evitar la entrada a su país de las caravanas de migrantes que partieron de Centroamérica. Sin embargo, parte del alambre de púas que se instaló fue robado y tuvo otro destino.

 

Delincuentes rompieron algunos tramos del vallado y lo vendieron a vecinos del barrio Colonia Libertad que buscaban proteger sus viviendas. “Sabemos del robo de la concertina por las autoridades de EE.UU., que nos han solicitado ayuda a través del personal de enlace", expresó Marco Antonio Sotomayor Amezcua, secretario de Seguridad Pública Municipal de Tijuana.

El funcionario agregó que las patrullas intentaron evitar nuevos robos, pero no tuvieron éxito, debido a que cuando los efectivos policiales llegan hasta la zona, los ladrones ya se han retirado.

En cuanto al destino del alambre, medios locales aseguran que este fue vendido a bajo costo y adquirido por residentes de la zona para instalarlo en el perímetro de sus casas.

Pese a que no lograron impedir el robo, Reynaldo González Mora, de la unidad de enlace fronterizo de Tijuana, aseguró que entre 15 y 20 sospechosos fueron arrestados. "La mayoría eran personas deportadas de EE.UU. y personas que tienen problemas con la adicción a las drogas y viven principalmente en la calle", declaró.

(RT)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree