Has no content to show!
18 Agosto 2018

uchos creen que entre más cosas tenga en común una pareja, más felices serán. Puede ser que esta afirmación sea real, pero hay algunos detalles que es mejor dejar para uno o podrían desencadenar la Tercera Guerra Mundial en la relación.

¿Imaginas una pareja en la que ambas personas tengan todo en común? Tal vez perderían hasta su identidad como individuos o terminarían en una situación algo incómoda. Lo más saludable es que los 2 sepan guardar ciertas distancias y que eso de “todo lo mío es tuyo” no siempre es lo mejor.

1.- El cepillo de dientes. No solo por la cantidad de bacterias que viven en los cepillos de dientes, sino también porque tendrían que hacer cola para usarlo y no es conveniente cuando están apurados.

2.- Tendencia a coleccionar cosas. Si los dos son de esas personas que les gusta guardar de todo porque “lo van a necesitar”, llegará el día en que no podrán dar ni un paso en su casa porque estará llena de objetos (muchos de ellos inservibles).

3.- El querer ser el dominante en el sexo. Tú quieres estar abajo pero él quiere que estés arriba. Tú quieres probar una pose nueva pero él prefiere ceñirse a lo tradicional. Si no llegan a un acuerdo para que los 2 disfruten de la experiencia, tendrán serios problemas. 

4.- La rutina. A veces es mejor que algunas partes del día estén reservadas para cada uno. De esa manera tendrán algo interesante de qué hablar cuando vuelvan a casa.

5.- Malos hábitos con el dinero. Uno de los dos tiene que ser más consciente a la hora de llevar las finanzas de la casa. Si los dos no tienen ni idea de cómo cuidar el dinero y suele escaparse de sus manos en un dos por tres, se verán en un serio problema.

6.- El mismo grupo de amigos. Puede ser divertido en un momento pero, si llegan a terminar la relación, esos amigos quedarán en medio y se sentirán incómodos. A veces es bueno tener otro grupo social fuera del que compartes con tu pareja.

7.- Miedo a los insectos. Si ambos les temen a los bichos, ¿quién va a matar a la araña que encontraste en el baño? ¿O a la cucaracha que salió del jardín y se metió a la casa? Alguien tiene que ser “el valiente” de la relación.

8.- Ropa interior. Puede parecerte cómodo usar el bóxer de tu novio un fin de semana para andar por la casa, pero es poco probable que él tenga intensiones de compartir sus truzas. 

9.- El Facebook. ¿Hay algo más extraño que una pareja que comparte la cuenta de Facebook? Tal vez las parejas que comparten el mismo correo electrónico o el número de celular.

10.- Horarios similares para usar el baño. Si un día tú tienes que salir al as 8 de la mañana y el también, ¿se podrán acomodar para ducharse, cambiarse y arreglarse juntos en el baño? Peor aún si tienes que usar el baño con suma urgencia, él también y solo hay uno en el departamento.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree