Has no content to show!
11 July 2018

La realidad del PAN, tras el desastre del domingo 1, es literalmente descarnada: Estamos en los huesos otra vez, se conduele Roberto Gil Zuarth.

Senador con licencia, Gil Zuarth sabe de fracasos: Sucumbió como candidato a presidir el PAN, en 2010, ante Gustavo Madero y, en 2012, fue el coordinador de la campaña de Josefina Vázquez Mota, quien con su tercer lugar se convirtió en la peor candidata presidencial del PAN en la historia reciente.

Pero ahora Anaya cargará con la vergüenza de ser peor todavía y de haber hecho retroceder al PAN a sus épocas de oposición testimonial, justo cuando más gobiernos estatales tiene y ante el gobierno de Enrique Peña Nieto, el más repudiado en décadas.

Los cómputos finales exhiben a Anaya: Sólo como candidato el PAN obtuvo 17.65% de los votos, un porcentaje casi igual al 17.07% que recibió Manuel Clouthier Maquío, en 1988, hace exactamente 30 años.

Más aún: Anaya casi iguala al candidato en 1982, Pablo Emilio Madero (15.68%), y al de 1970, Efraín González Morfin (13.78%).

Anaya fue claramente peor que Vicente Fox (42%), Felipe Calderón (35.91%) y Diego Fernández de Cevallos (25.92%), y sólo supera a los primeros candidatos en la historia del PAN: Efraín González Luna (7.82%), Luis H. Alvarez (9.42) y José González Torres (10.98).

Salvo en su casilla, donde ganó 409 votos por 60 de Andrés Manuel López Obrador, Anaya sólo cosechó derrotas: Perdió en el municipio de Querétaro, donde vive, y perdió el estado; perdió también en el municipio y en la entidad donde nació, Naucalpan, Estado de México.

Y, claro, en todo el país: Con todo y su alianza con PRD y MC, sólo logró el 22.27% ante el 53.19% de López Obrador, cuyos 30 millones 113 mil 483 son más del doble de los 12 millones 610 mil 120 mil sufragios que él obtuvo.

Los estados más pobres votaron contra Anaya: Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Hidalgo, Campeche y Tabasco, pero también el emblema del PAN, donde fue la primera alternancia estatal, Baja California, donde sólo recibió 19% de los votos por más del triple –¡63%!– de López Obrador.

Hasta en Guanajuato, el único que ganó, Anaya padeció el desdén: No sólo no cumplió la meta de lograr un millón 400 mil votos, sino que la diferencia con López Obrador se acortó: El panista logró sólo 940 mil votos (40%) por 707 mil de López Obrador (30%), una diferencia que no es para aventar flores en el único enclave del país.

Con esta realidad atroz, Anaya quiere regresar a presidir el PAN y tramar su reelección, otra vez de la mano de quien es coautor del fracaso: Santiago Creel, coordinador político de la campaña y quien ha sido el constructor del grupo de grupos que ha ostentado el poder desde que, en 2010, se lo arrebataron a Calderón con la derrota de Gil Zuarth que acarician la revancha.

Apuntes: Residuos de PRD y PAN gestan ya un nuevo partido  socialdemócrata. El promotor es Guadalupe Acosta Naranjo, de la corriente perredista Galileos y derrotado por Morena y el PRI en Nayarit. El gobernador panista Javier Corral, barrido también por Morena en Chihuahua, está considerado…

(El Heraldo)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree