Has no content to show!
16 Mayo 2018

 Del tamaño de la piñata hablan las versiones de renuncia de la responsable de la operación diseñada por el Banco de México, Lorenza Martínez, y de la prohibición a los bancos de transparentar la magnitud de las pérdidas de la clientela.

 Aunque en el inicio de la crisis se arrojó la bolita a los bancos, según ello por no tener un esquema alterno para enfrentar una eventual caída o ataque cibernético por parte de hackers, el hecho es que quienes tenían plan B tampoco resistieron la ofensiva.

 El caso más emblemático es el de CitiBanamex, que el domingo anterior entró en crisis, recurriendo a un hardware independiente… que también fue vulnerado.

 Se calculan pérdidas por 400 millones de pesos en la cuenta concentradora del sistema.

 Sin embargo, las cuentas no salen, dado que Banorte había hablado de 150 millones, calculándose que en el Banco del Bajío habría 160 millones, con la novedad de que se afectaron también operaciones bursátiles.

 En intento de librarse de culpa, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dio a conocer que las reglas del juego exigen a los intermediarios contar con un Plan de Continuidad de Negocios que “contempla acciones y procedimientos para contrarrestar efectos de contingencia operativos y restablecer la operación”.

 Lo cierto es que encendida la luz roja en cinco bancos, ya son 18 los que de alguna forma han sido vulnerados.

 El viernes CitiBanamex había anunciado que operaba con normalidad… para el domingo en la noche anunciar que sus problemas se habían solucionado.

 La primera teoría hablaba de que los hackers habían actuado a través de un sistema que los bancos tienen con proveedores.

 El esquema conocido como SPEI se inició en agosto de 2001 en sustitución del Sistema de Pagos Electrónicos de uso Ampliado que había operado en la década pasada.

 La promoción del Banco de México hablaba de operaciones en tiempo real, incluyéndose al esquema, dos años después, a las campañas de seguros, administradoras de fondos para el retiro, casas de bolsa, casas de cambio, sociedades operadoras de fondos de inversión y hasta sociedades financieras de objeto limitado…

 El Banxico recomendaba olvidarse de los cajeros que provocan pérdidas de tiempo de los usuarios.

 En el fragor del escándalo, la empresa responsable de la instalación del mecanismo, LGTE, culpó a los bancos del problema, según ello por no actualizar sus sistemas, apuntando sólo a los casos de “intermitencias” y caída del sistema.

 Sin embargo, la sospecha habla de un ataque orquestado por la ciberdelincuencia que empezó con un colosal fraude y se continúa rascando por las rendijas abiertas.

 Si es melón o es sandía, el caso es que el escenario deja en claro que el SPEI es vulnerable. Lo que obliga a replantearlo, si no se requiere enfrentar una colosal pérdida de credibilidad en las transferencias electrónicas.

 Por lo pronto, hay algo más que roces entre el Banco de México y los bancos.

 Balance general. Descartada la posibilidad de cerrar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte antes del jueves, la oportunidad de entrada en vigor se alargará hasta mediados o finales de 2019.

 Con la coyuntura se pierde la posibilidad de que el actual Senado de Estados Unidos apruebe la negociación, lanzando la estafeta a la renovación que entrará en escena en diciembre… con altas posibilidades de que los demócratas obtengan mayoría. En el caso de México, también habrá un nuevo Senado, que entra en funciones en septiembre, para analizar el documento bajo la ruta del todo o nada.

 Y aunque con el entretanto se mantendría vivo el TLCAN tal como fue aprobado en 1993, el peligro es que en los próximos días el presidente Donald Trump dé un manotazo a la mesa para cancelarlo, culpando a México y Canadá de morosidad.

 Hace unos días, como usted sabe, escribió que las dos naciones no quieren perder la gallina de los huevos de oro.

 La buena noticia es que los negociadores soslayan las presiones de un segmento del gobierno para ceder a los caprichos de Estados Unidos con tal de cerrar a tiempo la renegociación.

 AMLO no va. Aunque participó en el cónclave de los bancos en su convención y en la de CitiBanamex en lo particular, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, no acude a la reunión nacional de Consejeros Regionales de BBVA Bancomer, a celebrarse hoy.

 En la mañana participan los candidatos independientes Jaime Rodríguez Calderón y Margarita Zavala, y al mediodía los de las coaliciones Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, y Todos por México, José Antonio Meade.

 Cada uno de ellos será sometido a una sesión de preguntas y respuestas.

 El presidente Enrique Peña Nieto clausura el evento luego de imponerle la condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca al presidente del grupo financiero, Francisco González Rodríguez.

 Sí, pero no. En un análisis realizado por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado sobre el documento denominado Pejenomics, en el que los asesores económicos del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, intentan acercar al gran público su propuesta económica, habla de claroscuros.

 Desde un ángulo resalta el que el objetivo central sea garantizar condiciones justas para la competencia y eliminar las causas que ahuyentan la inversión, es decir la corrupción y la inseguridad, pero por otro lado habla de contradicciones cuando se plantea incrementar la producción nacional en sectores estratégicos y lograr la soberanía alimentaria, calificando la idea de proteccionismo. También reconoce buenas intenciones, pero señala que el documento no dice cómo hacerle ni de dónde se obtendrán los recursos necesarios.

 Imprecisiones. En carta enviada, por Jorge Betancourt, el abogado del presidente de Oceanografía, Amado Yáñez, en que aduce aclarar impresiones de un encuentro ríspido de éste con su grupo de trabajadores, se plantean hechos falsos.

 De entrada, se aduce que en la escaramuza verbal estaba el ingeniero Homero Terán Vanegi, quien en ese momento se encontraba en Ciudad del Carmen, Campeche.

 Más allá, se señala que éste fue despedido por irregularidades, lo cual es falso al punto de que la Junta Especial de Conciliación número uno de Campeche calicó su despido de injustificado.

 El dueño de Oceanografía llegó a una diligencia en un juzgado a bordo de una camioneta Mercedez Benz blindada, reiterándose que al intento de entregarle una carta el trabajador Rafael Serrano, le dice “no te me acerques porque te doy un madrazo”.

 El caso es que hace unos días se incendió un barco denominado Azteca, que estaba embargado para garantizar las liquidaciones de los trabajadores. El navío estaba ubicado desde hace meses en los muelles de Ciudad del Carmen, sin tripulación, sin energía eléctrica y sin combustible.

(Alberto Barranco)

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree