La película de Eugenio Derbez sigue rompiendo records PDF Print E-mail

24/septiembre/2013

Mientras las entradas para ver No se aceptan devoluciones  se agotan en cuestión de minutos, Eugenio Derbez no cabe de emoción por los resultados que su ópera prima ha generado tanto en México como Estados Unidos; de entrada, la cinta batió su primer récord en la taquilla nacional al vender 3.3 millones de boletos en tres días.

Este dato no tiene precedente en la taquilla mexicana; en su primer fin de semana, Eugenio convocó a 3.3 millones de espectadores, lo cual le hace pensar que puede arrebatar el récord impuesto por Nosotros los Nobles como “la película mexicana más taquillera”, al lograr 7.1 millones de personas en toda su corrida comercial.

“Los Nobles dejaron la vara muy alta, pero creo que podemos llegar a su cifra, la película tiene con qué. Nunca imaginé que la gente respondiera así, lo digo de corazón, sí esperaba que le fuera bien, pero no a estos niveles, son impresionantes los números que logró el fin de semana”, dijo Eugenio Derbez, en entrevista con ¡hey!

“De verdad, ha sido un trabajo increíble el que logró Nosotros los Nobles y desde ahora lo digo: mis respetos para esta película, porque sí impuso números impresionantes”, añadió Derbez sobre la cinta más taquillera de la historia de México, que logró reunir a 7.1 millones de espectadores en las salas de cine de este país.

Primero 'el Padre Amaro'

Antes de Nosotros los Nobles, El crimen del padre Amaro ostentó el titulo de la más taquillera con 5.2 millones de espectadores, pero Derbez se acerca con firmeza a abatir los récords impuestos por ambos filmes, “queríamos romper récords en el primer fin de semana más taquillero del cine mexicano y no solo los rompimos, los triplicamos.

“En EU lleva cuatro semanas y sigue para arriba, en lugar de bajar que es lo normal, esta semana subió un 17 por ciento y se colocó en cuarto lugar en la tabla general de la taquilla de aquel país, acaba de rebasar a películas como Amelie y Quiénes son los Miller, el público americano la está viendo y eso no lo esperábamos”, añadió.

Según datos que publicó Miguel Mier en su cuenta de Twitter, “el 71 por ciento de quienes fueron a Cinépolis, durante el fin de semana pasado, vieron No se aceptan devoluciones”. Y en las taquillas de distintos complejos de cine se escucha a la gente pedir “boletos para la de Derbez”, razón que entusiasma al actor y director.

“Lo que me dices me da mucho gusto y representa un compromiso, porque siempre he querido que la gente vea mi nombre y sepa que es un trabajo de calidad. No sabes el trabajo que me ha costado que los productos que elijo sean de calidad, para que la gente que compre un boleto mío, sepa que su dinero está bien invertido.

Más de una década

Y después de 12 años de trabajo, el rechazo de algunos productores e inversionistas para lograr No se aceptan devoluciones, Derbez por fin siente que su trabajo ha valido la pena, “hasta hace un mes tenía la duda de mi trabajo, cuando me decían que le había dedicado un tiempo irreal, porque no puedes tener proyectos de doce años.

“Siempre me decían que eso no podía ser posible, porque no me iba a dar la vida y es muy desgastante, pero la verdad, ahora que lo veo, creo que valió la pena tanto esfuerzo y cada año invertido, los desvelos y el no estar con la familia, todo por ver cómo se está desbordando el público para ver la película”, concluyó el novel cineasta.

Y la piratería

Días antes de su estreno comercial en México, No se aceptan devoluciones cayó en manos de la piratería; y aunque el mercado negro no ha sido crucial en las cifras conseguidas este fin de semana, Derbez hace un llamado al público que busca ver su ópera prima con un DVD ilegal.

“Comprar piratería es robarte el trabajo de mucha gente, me da coraje como llegan a presumirme que vieron mi película pirata, eso es no entender que están robando mi trabajo y se están llevando un producto de pésima calidad”, lamentó el actor.


AddThis
 

Agregar comentario


Security code
Refrescar